Pacientes / Información / Enfermedades Cardiovasculares

Enfermedades Cardiovasculares

Acerca de

Las enfermedades cardiovasculares, es decir, del corazón y de los vasos sanguíneos, son las siguientes (1):

  • Cardiopatía coronaria: enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco (miocardio).
  • Enfermedades vasculares cerebrales: afectaciones de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.
  • Arteriopatías periféricas: enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores.
  • Cardiopatía reumática: lesiones del miocardio y de las válvulas cardíacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos.
  • Cardiopatías congénitas: malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento.
  • Trombosis venosas profundas y embolias pulmonares: coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones.

Los ataques al corazón y los accidentes vasculares cerebrales suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro. La causa más frecuente es la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón o el cerebro. Los accidentes vasculares cerebrales también pueden deberse a hemorragias de los vasos cerebrales o coágulos de sangre.

Más de tres de cada diez fallecimientos en España se deben a una enfermedad cardiovascular (2). Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), las enfermedades cardiovasculares continúan siendo la principal causa de muerte en nuestro país. Estas enfermedades causaron el 31,2% de los fallecimientos producidos en España durante 2009 (120.053). Entre las enfermedades cardiovasculares, las de mayor prevalencia han sido las vasculares cerebrales (35.607 muertes) y la cardiopatía isquémica (infarto, angina de pecho, etc., 31.143). La insuficiencia cardíaca se sitúa como cuarta causa de muerte más común entre los españoles (17.601).

Diagnóstico

El diagnóstico de las enfermedades cardiovasculares


El diagnóstico de las enfermedades cardiovasculares(1) se realiza fundamentalmente mediante electrocardiograma (registro de la actividad eléctrica del corazón que se produce en cada latido cardiaco), prueba de esfuerzo (diagnóstico de la angina de pecho en pacientes con dolor torácico y valoración de la respuesta del corazón ante el ejercicio), Holter (registro y almacenamiento del electrocardiograma del paciente durante al menos 24 horas de forma ambulatoria), ecocardiograma (imagen en movimiento del corazón), tomografía computarizada multidetector (visualización de las arterias coronarias y detección de lesiones), isótopos (información sobre la forma y contracción del corazón, la irrigación sanguínea al músculo cardiaco por las arterias coronarias, el pronóstico y evaluación de la respuesta al tratamiento), cateterismo cardiaco y la coronariografía, estudio electrofisiológico y resonancia magnética cardiaca.

Factores de Riesgo

Los principales factores de riesgo cardiovascular son (1)


  • Hipertensión arterial: la presión arterial alta aumenta el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, derrames cerebrales, problemas de los ojos y los riñones y enfermedades del sistema nervioso.
  • Colesterol elevado: cuando la sangre contiene demasiadas lipoproteínas de baja densidad (colesterol -perjudicial), éstas comienzan a acumularse sobre las paredes de las arterias y forman una placa, iniciando así la arteriosclerosis. Cuando se forman placas de colesterol en las arterias coronarias que riegan el corazón, existe un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón.
  • Diabetes: los problemas del corazón son la principal causa de muerte entre diabéticos, sobre todo los de tipo 2.
  • Obesidad y sobrepeso: el peso excesivo puede elevar los niveles de colesterol total, causar hipertensión y aumentar el riesgo de enfermedad arterial coronaria.
  • Tabaquismo: eleva el riesgo de enfermedad cardiovascular y de enfermedad vascular periférica.
  • Inactividad física: las personas inactivas tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón que las personas que hacen ejercicio regular. El ejercicio quema calorías, ayuda a controlar los niveles de colesterol y la diabetes, y disminuye la presión arterial.
  • Antecedentes familiares: contar con familiares con enfermedades del sistema circulatorio supone un mayor riesgo cardiovascular.
  • Edad: las personas mayores tienen un riesgo más elevado de sufrir enfermedades del corazón. Aproximadamente 4 de cada 5 muertes debidas a una enfermedad.

Test Genético



Las actuales funciones de riesgo cardiovascular evalúan características fisiológicas y bioquímicas que solo pueden identificarse una vez manifiestas, sin tener en cuenta otras posibles, como la constitución genética del paciente.

En este sentido, el uso del perfil genético, puede aportar información relevante, adicional y personalizada a las funciones de riesgo utilizadas hoy día, permitiendo estimar el riesgo cardiovascular de forma más precisa.

El test genético estudia e integra la información genética, clínica y los hábitos de vida del paciente para determinar de forma más precisa y específica el riesgo cardiovascular a largo plazo. De esta forma, el médico puede establecer las medidas preventivas o de tratamiento más apropiadas de acuerdo a cada paciente.


Mediante el test genético
  • Se evalúa el riesgo de infarto, incorporando la información genética asociada a infarto de miocardio a las funciones de riesgo clásicas.
  • Se valora la carga genética asociada a las vías de señalización fisiopatológicas, analizando más de 113 variantes genéticas relacionadas con hipertensión arterial, dislipemia, obesidad, diabetes mellitus, trombosis y grado de dependencia a la nicotina, que actúan como moduladores del riesgo cardiovascular.
  • Se puede dar un consejo genético personalizado, ofrecido por un equipo de expertos, que integra la información genética con la información clínica, teniendo en cuenta los hábitos de vida del paciente