Distribuidores / Productos / Nutri inCode

Nutri inCode

Acerca de

La obesidad se ha convertido en una gran amenaza para la salud en todo el mundo. Su prevalencia ha aumentado en prácticamente todos los continentes y probablemente en todos los países desarrollados. La obesidad, junto con el sobrepeso, es ahora el factor de riesgo cardiovascular más prevalente en personas con enfermedad coronaria establecida. Los obesos tienen menos calidad de vida y una esperanza de vida más corta que los individuos promedio. Estudios epidemiológicos han demostrado que la obesidad es un factor de riesgo mayor de enfermedad cardiovascular. También se la considera factor causal de  diabetes mellitus tipo 2, enfermedad articular degenerativa, apnea obstructiva del sueño,  reflujo gastroesofágico, hígado graso no asociado a alcoholismo y muchas formas de cáncer (1).

Nutri inCode® es un servicio de medicina personalizada que estudia e integra la información genética, clínica y de estilo de vida del paciente para establecer la predisposición del paciente a padecer obesidad y enfermedades relacionadas.

El Servicio Nutri inCode® pondera la contribución de la carga genética del paciente y los factores ambientales en la obesidad o sobrepeso del paciente.

Como resultado del servicio Nutri inCode® se ofrecen al profesional sanitario recomendaciones dietéticas y de hábitos de vida, personalizadas para cada paciente.

El Servicio Nutri inCode® analiza la información obtenida en el laboratorio de referencia sobre más de 80 polimorfismos genéticos en más de 60 genes relacionados con los diferentes aspectos nutricionales.

Nutri inCode® ofrece recomendaciones personalizadas sobre la adecuación de diferentes nutrientes a la dieta del paciente.

Nutri inCode® facilita al clínico un consejo genético personalizado, ofrecido por un equipo de expertos internacionales, que integra la información genética con la información clínica, teniendo en cuenta los hábitos de vida del paciente.





Indicaciones

Nutri inCode® informa al profesional sanitario sobre la predisposición genética a la obesidad

Nutri inCode® informa al profesional sanitario sobre la predisposición genética a la obesidad y sobre la respuesta favorable a las diferentes intervenciones terapéuticas para los pacientes con sobrepeso y obesidad (o con antecedentes familiares de sobrepeso u obesidad).

El servicio Nutri inCode® puede ser de ayuda a los pacientes que acuden al médico o a un centro de obesidad porque quieren comenzar una dieta o una pauta nutricional personalizada para recuperar / mantener su salud.

El servicio Nutri inCode® puede ser de ayuda en pacientes con factores de riesgo de diabetes mellitus tipo 2 (historia familiar de diabetes y obesidad), puesto que se ha descrito que la diabetes puede ser una complicación de la obesidad (1). También puede ser de ayuda en pacientes con riesgo cardiovascular moderado y en quiénes está indicado comenzar medidas preventivas. (2)

El Servicio Nutri inCode® analiza la información obtenida en el laboratorio de referencia sobre más de 80 polimorfismos genéticos en más de 60 genes relacionados con los diferentes aspectos nutricionales.





Evidencia Cientifica


En el mundo desarrollado, la obesidad puede considerarse una pandemia global. En Estados Unidos, 1 de cada 3 adultos es clínicamente obeso con un índice de masa corporal (IMC) superior a 30 kg/m2. Las tasas de prevalencia en otros países desarrollados son muy parecidas y, en el mundo en vías de desarrollo, están aumentando con rapidez a medida que devine más frecuente un estilo de vida “occidentalizado” (1). En España, el 17,5% de la población adulta es clínicamente obesa con una prevalencia de casi 1 de cada 3 personas con edades comprendidas entre los 55 y 64 años (2). Además de sus consecuencias sociales y psicológicas, la obesidad es un factor de predisposición a varias patologías graves, como la diabetes tipo 2, la hipertensión, la enfermedad coronaria arterial, la osteoporosis y algunas formas de cáncer. Si continúa la tendencia actual de aumento de la obesidad, se prevé que esta enfermedad superará al tabaquismo en los próximos años como principal factor de riesgo de mortalidad en EE. UU. (1).

La industrialización y sus consecuencias económicas han favorecido el sedentarismo y el fácil acceso a los alimentos, que suelen ser procesados y altamente calóricos. Este entorno “obesogénico” es un factor importante que incrementa la prevalencia de la obesidad en la población, pero la susceptibilidad individual a esta patología está muy marcada por factores hereditarios. Según diferentes estudios de gemelos, adopción y familias, entre el 46% y 80% de la variación interindividual del IMC es hereditaria (1,2).

La obesidad, tanto hereditaria como congénita, se divide en tres grupos: obesidad monogénica, obesidad sindrómica y obesidad común.

Las formas monogénicas de obesidad hacen referencia a alteraciones en un solo gen y presentan un patrón de herencia mendeliano. Se caracterizan por un inicio temprano y por una mayor gravedad de la obesidad; además, representan un número limitado de casos (1-3). La obesidad sindrómica es todavía menos frecuente  (menos de 1 de cada 25.000 nacimientos). Existen al menos 20 síndromes poco comunes caracterizados por la obesidad que se deben a alteraciones genéticas aisladas o anomalías cromosómicas  (1,2).

La obesidad común no sindrómica es la forma de obesidad más frecuente. Es un trastorno complejo causado por factores medioambientales y genéticos y la interacción entre estos. A pesar de que el entorno “obesogénico” del mundo industrializado es compartido por muchos individuos, aquellos que presentan una predisposición genética al aumento de peso son más sensibles a la presión medioambiental “obesogénica” y acabarán siendo obesos en lugar de tener un mero sobrepeso. La predisposición genética a la obesidad común es compleja y se considera que se debe a la presencia simultánea de variaciones de ADN en múltiples genes. El efecto combinado de múltiples variantes en diferentes genes en un rasgo cuantitativo se denomina efecto poligénico. Por ello, la obesidad común se denomina obesidad poligénica. En términos generales, los alelos individuales asociados al fenotipo de la obesidad tienen un efecto limitado sobre el rasgo, pero su efecto combinado es aditivo. Muchas de estas variantes participan en la regulación del peso. Se calcula que el número total de genes que presenta este efecto limitado es superior a 100 (2,3). Si un individuo posee muchas variantes que aumentan el peso corporal, se produce la obesidad. La base poligénica de la obesidad implica que es improbable que el conjunto específico de variantes poligénicas relevantes para la obesidad en un individuo sea el mismo en otro individuo obeso (2).


Información proporcionada por el servicio Nutri inCode®
  • Evaluación del riesgo de desarrollar obesidad (general y abdominal), así como de los factores que influyen sobre la prevención o sobre el tratamiento de la obesidad (regulación del apetito, gasto calórico, respuesta prevista tanto a la dieta hipocalórica como al ejercicio).
  • Análisis de las variantes individuales que aconsejan la introducción o limitación de nutrientes específicos.
  • Asesoramiento genético personalizado ofrecido por un equipo de expertos que integra la información genética proporcionada por el laboratorio de referencia con los datos clínicos del paciente y ofrece consejo al clínico sobre el manejo del paciente más apropiado.
  • Cifras educativas que tienen por objeto mostrar el equilibrio entre los factores genéticos y el estilo de vida del paciente a fin de mejorar el cumplimiento del tratamiento. 

Referencias

Acreditación